...Sígueme, te llevo por los más escondidos rincones del Nido...

lunes, 26 de enero de 2009

Inconexos


El día, muy frío, no se decide entre llover y nevar, alternándose ambos en lucha igualada,
y yo me siento escultor sin piedra,
pintor sin pincel, barco varado, playa sin arena.
Árida tierra en la que nace nada.




Un deslumbrante cuarto de luna recortado en fondo noche se cierne sobre mi casa
y de él cuelga un lucero balanceándose de un hilo de plata.
Así, prendida del cielo, la luna baila.
...

Entrar en tu corazón.
Desde tu dentro, sin fisuras, comprender.



©Paloma

Leer más...

sábado, 17 de enero de 2009

Puertas -II-

-Microcosmos-



El sol entra a raudales por la ventana del salón dando de lleno donde está sentada y, aunque es invierno, templa lo suficiente el ambiente produciendo una impresión de hora de siesta veraniega, ese cálido bienestar, ese sopor físico en el que se va cayendo poco a poco, como adormecido el cuerpo pero con el pensamiento lúcido; ese relax que vuelve pesados nuestros miembros pero en el que la mente es ágil.

La impresión luminosa que la rodea la lleva de viaje entre los recuerdos, evocando otro momento hace ya mucho tiempo cuando sintió por vez primera ser parte consciente del universo. Suena rimbombante quizás, sí, pero hay una gran diferencia entre saber que estamos en el universo y sentir que somos universo. Aquel día percibió desde lo más profundo del más pequeño de sus átomos que el cosmos y ella eran la misma cosa. "Como arriba, es abajo".

Así fue cómo quedó marcada para siempre por el principal punto de inflexión en su vida, el inicio de la diferencia para ella. Y, aunque ha pasado y pasa por momentos de no querer ser consciente y de dejarse llevar para no pensar, adormecida la mente, está convencida hasta las trancas de que vivir sin comprender los porqués de lo que hace, de lo que siente, de de lo que vive es no vivir sino vegetar. Por eso va abriendo las puertas que encuentra a su paso, todas, las suyas y las de los que la rodean, hasta las que más miedo le produce abrir.

©Paloma

Leer más...

viernes, 16 de enero de 2009

Puertas -I-

-Cuentas de nácar-



Él lo sabía. Sabía que, después de su marcha, irían vertiéndose como a cuentagotas las pequeñas cuentas de nácar que, si llegaba a mirar, le obligarían a recordar, a pararse ante el espejo de sí mismo, a verse como no quería hacerlo.

A menudo acariciaba una imagen amable y complacida de sí, satisfecho de esa apariencia de claridad y firmeza que trasladaba a los demás, de esa impresión de estar de vuelta de todo que mostraba pero, de vez en cuando, algo le obligaba a verse desde otra perspectiva, no peor, sólo distinta, aunque a él le inquietaba esa novedad. Y le inquietaba porque provocaba, rasgada su coraza protectora, que se sintiera desvalido y, al menos de momento, sin un suelo sólido que pisar.

Es ardua tarea construirse durante casi una vida una fortaleza alrededor y un buen basamento donde apoyarse como para que, de pronto, unas pequeñas cuentas blanquecinas obraran ese efecto sobre él y consiguieran hacerle sentir atrapado en una tela de araña de la que deseaba escapar.

Por eso evitaba abrir esa puerta tras la que las perlas cobraban vida. No le gustan los cambios, no se adapta fácilmente a ellos. Necesita tiempo, tiempo y tranquilidad para asimilar y, sobre todo, no sentir agobio. Así que de momento se dedica a ir abriendo todas las puertas que tiene al alcance, todas menos ésa que le quema sólo con pensar en ella.

©Paloma

Leer más...

miércoles, 14 de enero de 2009

Bello día



Porque una sonrisa hace brillar el sol
y una voz cálida es abrigo
que calma y conforta,
hoy es un bello día en mi vida.


©Paloma

Leer más...

martes, 13 de enero de 2009

Plegaria

.
Por Dios, que llegue la noche. Que me cubra los ojos con sus negros dedos, que me abrigue de sombra de luna y me arrope cómplice, sudario de estrellas que cantan nanas silentes para que duerma.

Que venga la noche y se me adentre dulce con el aire que respiro para llevarme, a su antojo y a la deriva, a golpe de latido por los canales de mis venas, atravesando los mundos subconscientes donde no se siente frío ni dolor, meciéndome según su deseo, a su merced, en ese río de la vida o de la muerte que calman.

Que venga la noche compañera, dueña del sosiego y del olvido.

Que la oscuridad se apiade de mí.


©Paloma

Leer más...

Abrázame




Vale que hoy es Martes y Trece...
Pero a mí, ¿quién me abraza, por favor?
Necesito un abrazo cálido para perderme en él
y acallar mi miedo y mi tristeza.

Abrázame.
Abrázame.Abrázame.
Abrázame.Abrázame. Abrázame.
Abrázame.

©Paloma

Leer más...

lunes, 12 de enero de 2009

Cómo cuesta



Se acerca la hora.
Un nuevo día también para los muertos.
El zumbido estridente del despertador
penetra poco a poco abriendo la consciencia
de la materia inerte en la que me he convertido.

Me lavaré y vestiré este cuerpo muerto.
Me peinaré, pintaré mis ojos y mis labios.
Me perfumaré.

Para que nadie sepa,
para que nadie vea
que mis ojos no brillan,
que mi risa no canta
y que mis manos tan frías
y mi corazón helado
sólo pueden pertenecer
a un muerto.

Y para que ninguno note
que queda un hedor
en lo profundo de sus pituitarias,
que me delata:
a muerte.

Un muerto viviente que vaga entre vivos
intentando disimular.
Un no-vivo que sólo anhela la hora de regresar
al agujero del que ahora sale,
en el que no hay nada,
no existe nada,
se vive con nada.
No se siente,
no se late,
no se respira.
Reina el silencio
porque se está muerto.

He de levantarme...
Y cómo cuesta.

©Paloma

Leer más...

domingo, 11 de enero de 2009

Galimatías

.
Quisiera tener la llave para entrar en tu secreto y poder leer en él sin tener que preguntar y, adentrada ya en el abismo, encontrar las respuestas, las verdaderas, las ciertas, las esenciales, las principio y fin, que te mantienen vivo y son tu motor aquí o allá.

Quisiera conocer el espesor de tu coraza, si la tienes; encontrarme de bruces con tu verdad desnuda y abrazarme a ella y empaparme de ella por cruel o gélida que resulte y morirme de frío y de crueldad pero acabar.

Porque no hay nada más duro que sentirse perdido y azotado a la deriva a merced del viento, de las olas, de lo que has dicho hoy que no es lo que dijiste ayer pero sí lo que digas mañana.

Porque no hay nada peor que la duda, que la inseguridad que me hace tambalear robándome el suelo en los pies y la alegría de la cara.

Porque no hay nada más horrible que, cuando ya te ha sido dicho, no saber y porque ya te dijeron algo contrario volver de nuevo a no saber .

Porque no hay dolor más hondo que creer que la única realidad cierta es que se quiere seguir aferrada a una quimera.

Quiero despertar.

©Paloma

Leer más...

Alma de cántaro

.

Como Brujilla Blanca Autodidacta no tengo precio, confundo las pociones y brebajes por más que no los quiera mezclar. Procuro ser ordenada, aunque no sé si es necesario que las brujas lo sean, y voy colocando todo alfabéticamente, como en la botica. Primero la A, después la B.... y así hasta la Z, que es la poción más dificultosa de realizar. Y, a pesar de todo ello, acabo confundiendo la de "El milagro de un nuevo amor como el primero pero veinte años después" con la que dice "Estoy muy a gusto pero estás lejos" con sus títulos preciosamente caligrafiados en caracteres mágicos.

Y las confundo porque comienzan con la misma letra y se pronuncian con la misma voz pero cada una tiene su momento, según el momento, claro. ¡Ah, sí! ¿No lo he dicho? Mis pócimas hablan entre ellas y me hablan a mí y tienen vida propia. Si la primera ("El milagro...") está actuando, se abre solito el tarro de la segunda para tirar a aquella por tierra y deshacer el encantamiento.. Y, cuando el embrujo de la segunda ("Estoy muy...") está siendo demasiado fuerte, algunas gotas de la primera salpican adrede para anular ese efecto y hacerme un lío... Bufff...

En el interior del bosque susurran las voces de los árboles...
"Ssssiiiii... sssiii..." dicen las hojas encantadas del roble... "¡Es la primera, la primera, la que comienza por E es la verdadera! "

Jajajajaja.... Ríen alborotadas las de las hayas... "Nnnnnooooo... nnnoooo... ¡La segunda, la segunda, la que comienza por E es la verdadera!"

Vaya ayuda que tengo, ¿eh? Vamos, que soy más bien un alma de cántaro al mandato de mis pociones. Y aún no he contado nada sobre los líos que organizo con el Caldero Mágico. Como el otro día que me tropecé con él mientras se cocían a fuego lento en su interior Sueños Insensatos e Imposibles y se desparramaron por los suelos mezclándose con los tarros de Sueños de Ingenuidad e Ilusiones... Casualidad, también comienzan por la misma inicial.... snifff...

No creo que la "Asociación De Brujitas Blancas Del Bosque" me conceda este año tampoco Las Alas De Primer Nivel.

¡Menuda bruja del tres al cuarto que estoy hecha!

©Paloma

Leer más...

sábado, 10 de enero de 2009

La casa -II-



No he podido regresar a mi habitación y a duras penas puedo recorrer mi casa. Es un rinconcito de mi sofá el que me acoge cuando no estoy en el trabajo. Al trabajo o a mi rincón, a mi rincón o al trabajo. La casa no es mía. Es la casa del tiempo, del recuerdo, de la risa, del juego. Internarme en ella es vivir y añorar.

Me quedaré en mi rincón. Anestesiada, ajena, escondida, silente. Que no me encuentre la casa.

©Paloma

Leer más...

Se empeñan



Me fastidia un montón querer expresar algo y que me salga en verso... Sisisisí, me fastidia de verassss... Intento marearlo, despistarlo, revolverlo pero, nada, siempre acaba rimando. Y es que no quisiera parecerme a aquellos que se creen poetas porque aplican unas rimas básicas y en cuyos versos no existen ni ritmo, ni imágenes, ni nada que se pueda considerar poético. Yo no quiero ser así, quiero de mí un mínimo si no de calidad al menos de aceptabilidad porque... yo no soy poeta.

¿Os habéis parado a pensar que cada cosa que escribís tiene vida propia? Quizás es de todos ya sabido. Pues, vale, cuando mis cosas quieren nacer en verso, en verso nacen... Y cuando quieren ser relato, cuento o prosa poética o una chapuza sin más... hále, así se imponen...

De veras que me pongo colorada cuando leo mis versitos. Jopé, y eso que no los "paro" (de parir) en el blog hasta que encuentro en ellos alguna fluidez, algún ritmo un poco más allá del sonsonete facilón.

En fin, ruego benevolencia. Ultimamente los puñet... versos se empeñan en nacer.

©Paloma

Leer más...

Hay días III


El día levanta de plomo, inhóspito, frío. El cielo es una gran panza. La nieve arremolinada bajo algunos árboles. La atmósfera gris, desdibujada. Mi cámara... No tengo ganas de hacer fotos. Luego me arrepentiré pero me pesa una tonelada la sola idea de verme cogiéndola.

Hay días que son de fantasma y sólo ellos pueden salir a la calle.

©Paloma

Leer más...

viernes, 9 de enero de 2009

Salado


Paella de viaje, (¿quién lo hubiera dicho?, sin retorno) que hoy se ha pegado al calentar. ¡Qué rico ese saborcillo! Ha quedado igual. Vino, queso y mantecados. Menú de fiesta para los que no tienen nada. Y yo, que lo tengo, no puedo comer porque estoy aún llena de la olla amarga que ayer tomé. Y es mi cuerpo el que se niega y son mis lágrimas las que bebo. Salado, así me gusta. Todo empieza y muere en mí.

©Paloma

Leer más...

Hoy es el principio



Continúo caminando mi senda de círculos que a veces se engarzan, otras sólo se tocan y al final, desde la lejanía del tiempo, se va descubriendo que son concéntricos. Saco mi pie despacio del redondel en el que pisaba hasta ahora para apoyarlo en el siguiente. No he tenido suerte. Siempre he deseado poder hollar a la par ese sendero, dejando un trazo de pies juntos, sentires de la mano, círculos mezclados. No he tenido suerte. Me cuesta desplazar el segundo pie. Me cuesta cambiarlo de lugar y aceptar que mi círculo es sólo mío, pequeño, solitario, frío, perdido. Que nada entrará en él. No quiero decir adiós.

Hoy es el principio.


©Paloma

Leer más...

jueves, 8 de enero de 2009

Me lo llevo puesto

.

No tengo mucho equipaje. Un montoncito de risas guardadas en los bolsillos. Un par de libros. Un reno de nariz roja cubierto de nieve. Tres osos y una niña de rizados cabellos. Una bruja melenuda y un pony sonrosado. Cuentos al oído, grullas y conejos y un curso de río. Algunas palabras, muy pocas, atesoradas en la cajita de nácar. Un cesto de besos aún para darte y un paquete de abrazos por desenvolver. El manojillo de estrellas que me regalaste y porciones de luna que eran de pastel. ¿La ingenuidad pesa? Y sí, el arroz, ése que se convirtió en sabrosa despedida, y lo que queda del vino francés. No es demasiado.
Es fácil liberarte, ¿ves?
Te libero de mí.
Me lo llevo puesto.

©Paloma

Leer más...

La siesta

.



Bajo el edredón
la siesta está helada
Trae un vestidito
de nieve y de agua


Las manos de escarcha
los pies ateridos
y un collar de hielo
en el cuello prendido


No resbalan lágrimas
¡Hace tanto frío!
Cuelgan los carámbanos
de sus ojos niños.



Me engañan las risas.
Traicioneras, me hacen creer que soy.
Me engaña el esfuerzo en estos días poco amables por emprender el camino.
La realidad es más cruda, sólo estoy. Fácil de sustituir, prescindible.
Llegará mañana, conmigo o sintigo, sinmigo o contigo, sintigo y sinmigo.
De cualquier modo, llegará.

©Paloma

Leer más...

Reverbera con aire de beso

Deja.
Deja ya que pase.
Suelta ya.
Terminó la partida.
No insistas.
No envido.

Adiós... un suspiro,
susurra despacio el blanco camino.
Adióssss...
reverbera con aire de beso ululando frío.
Adióssss...
y se fue apenas venido.


©Paloma

Leer más...

Related Posts with Thumbnails