...Sígueme, te llevo por los más escondidos rincones del Nido...

domingo, 18 de mayo de 2008

Niña y paloma

Hoy me he levantado temprano, con el ánimo ligero, pleno de claridad meridiana, ésa que debe ser adquirida tras largas horas de meditación. Una claridad que eleva sobre lo terreno, principalmente sobre los afectos, tras días de dudas, de pasos adelante y atrás; que te aleja y te hace sobrevolarlos sin sentirte parte, tan sólo espectador.

Con esa claridad me he levantado, decidida. Sintiéndome capaz de mirarte, tranquila, estudiando todos tus gestos. De hablarte y dejarte hablar sin intervenir hasta que vacíes todo lo que llevas dentro, lo que nunca has dicho, lo que jamás has expresado porque no has tenido valor, porque temes perder lo conseguido. De permitirte hacerme reir y reirme sin que ello suponga resquebrajar mi lucidez.

Así me he levantado... pero ya no estoy así. Y, por otro lado, sí. Conviven en mí los dos estados. Coexisten como dos polos, como dos almas diferentes, contradictorias, antagónicas. Y sé cuándo, a pesar de ver más allá, voy a sucumbir a lo cercano, al tacto, a la sonrisa. Voy a sucumbir. Aunque no quiera y porque quiero.

Niña y paloma.


©Paloma

0 briznas para mi nido:

Related Posts with Thumbnails