...Sígueme, te llevo por los más escondidos rincones del Nido...

viernes, 20 de junio de 2008

Peces de colores buscan hogar

.


Se estropeó el acuario grande. Ná, ciento veintitantos litros de agua-caldito en la que mis peces tropicales parecían vivir y procrear a gusto y que este mediodía se empeñaron en abandonar su acristalado continente, justo en el momento, después de comer, en el que mi cuerpecito iba a ver satisfecha su enésima orden-súplica de "podió, túmbate en el sofá de una vezzzzzzz"...

Salgo de la cocina derechita a mi sofá y, según entro en la sala, escucho ruido de caer agua. Pienso "no es posible, ¿dónde?". Sólo puede ser uno de los acuarios (hay dos) pero ese ruido no es normal. Me gusta colocar las bombas de modo que el chorro salga por encima de la superficie (sobre todo el pequeño tiene una muy potente) y eso produce un contínuo murmullo de fuente pero tal ruido suena dentro y lo que yo oía era fuera...

Me acerco a ellos... Caxissssss, del grande caía una cascada. No sólo la cantidad de líquido que caía sino que lo hacía encima de la regleta en la que están enchufados todos sus aparatejos... Ufffffffff... Y el suelo de parquet. ¡Madre mía!

Desesperación. ¡Joperrrrrrr, no hay manera de sacar este enchufe! Zafarrancho a la búsqueda de cubo, fregona, baldes, trapos, alfombras... ¡lo que fuera! No se daba abasto. El acuario se desbordaba por la bandeja inferior. Hemos intentado moverlo un poco y ver si, aunque de malas maneras, podíamos trasladarlo hasta la cocina... ¡Ni pa dió! Con la fuerza que yo tengo no se mueve ni un milímetro... Así que hemos decidido vaciarlo antes de que se nos vaciara por su cuenta y rescatar todos los peces que fuera posible. Ya se sabe, los desastres, controlados mejor.

Menudo desaguisado. Mis peces de colores en un balde. El acuario pequeño por los suelos. El grande, de inquilino en la cocina para poder secar bien el suelo de la sala. No ocupa ná, sobre el mueble alcanza una altura de metro y pico. Vamos, que me la llena. Pero, eso sí, con promesa de mi retoño de que lo llevarían entre su primo y él a la basura por la tarde. Yo ya no me fío. Ni lo arreglo, ni lo intento.

Promesa incumplida. Sigo teniendo el muerto en la cocina.

De momento, la carpa china de agua fría ha aceptado en su más reducido hogar a los exquisitos peces de agüita caliente pero no sé cuánto tiempo será viable tal confraternización. Temperatura distinta, comida distinta... Ya tienen colgado su cartel:

................................"PECES DE COLORES BUSCAN HOGAR"
.
.
.....................................



Y yo, con la noche en blanco, ya es de día.


©Paloma

4 briznas para mi nido:

Xocas dijo...

Ves lo que pasa por no irse al sofá antes???? Si es que somos malos para nosotros mismos, lechesssss....

No sé por qué me estoy imaginando que la carpa es más grandota y tiene buen apetito... No quiero pensarlo... ;)))

Bicos, pomba !!

Paloma dijo...

Jajajaja... siiiiiiiii... Es mucho más grandota!! Pero no come peces. Todos están vivos de momento, mientras haga calor.

Besotes, Quino!

Anónimo dijo...

hola me llamo Patricia y soy de Mallorca, ayer mismo mi marido se compro un acuario, no se de donde eres pero se te es factible...nosotros los queremos.atentamente PatriciaMallorca.

660584404

Paloma dijo...

Patricia, muchísimas gracias por tu ofrecimiento. Enviarlos a Mallorca y que sobrevivieran al viaje sería bastante complicado (estoy en Navarra). Se los regalé a un amigo de Madrid y, por lo que sé, él no hace más que ir regalando también porque crían muchísimo... :)

Suerte con vuestro acuario!!

Besos.

Related Posts with Thumbnails