...Sígueme, te llevo por los más escondidos rincones del Nido...

martes, 31 de marzo de 2009

Puertas -III-

-Fruta mística-




Le hace sonreir el recuerdo de los momentos vividos mientras saborea las más dulces y jugosas naranjitas que haya probado nunca y el enanito gruñón la mira de reojo con seriedad aparente nada más, pues un brillo divertido se le escapa, incontenible.

Ella no está muy segura de conocerle. Sabe de su interior un poco más, quizás bastante más, que muchos pero sigue resultándole un mundo complicado, una empresa que se esfuerza en acometer, un reto que se empeña en lograr aunque a veces se sienta superada y aún a pesar de que él mismo le abra la puerta para que se adentre.

Continúa en su deleite, paladeando el frescor agridulce y vivo de esas pequeñas y carnosas frutas impregnadas del hálito vital de quien se las trajo. La distancia sólo existe en el corazón y su corazón cercano lo acaricia recreándose en cada bocado. Mezclando con la pulpa las imágenes, los recuerdos, masticándolos y engulléndolos a la vez. Degustando las sensaciones, la voz y la luz de sus ojos al tiempo que las fibras vegetales se van deshaciendo en la boca. Sorbiendo con fruición el zumo jugoso que le resbala por el interior de la garganta vivificándola lleno de dulzura de risas y besos.

Terminado este ritual, desliza la punta de la lengua por sus labios, recorriéndolos delicada, enjugando sus comisuras para no perder ni una simple gota de tal exquisito festín, satisfecha y plena tras este acto pseudo-caníbal en que él ha entrado a formar parte de sí misma.

©Paloma

Nota: ver Para comerte mejor

4 briznas para mi nido:

secretpath dijo...

feliz el enano gruñón que te dio las naranjas
feliz tú, que puedes explorar su alma con el permiso que te da y con sus...naranjas

Paloma dijo...

mmm... Por qué crees que me las dio a mí? Hablo en tercera persona... no?

Juan dijo...

No sabía yo que tenias un enano naranjero. Ya está bautizado. Naranjito.

Xocas dijo...

La de cosas que sacas de una naranja... ;))
Hacía tiempo que no venía por aquí, y confieso que han tenido que recordármelo.
No hay más excusa que mi mala cabeza. A ver si las hadas de internet me dejan seguirte.

Besucos.

Related Posts with Thumbnails