...Sígueme, te llevo por los más escondidos rincones del Nido...

jueves, 5 de febrero de 2009

Hay días IV

En que el barredor de almas realiza su trabajo

sin contemplaciones,

sin compasión,

sin dejar títere con cabeza.



Entonces ella se enrosca en sí misma

para que no la encuentre,

para que no la roce,

para que no halle resquicios por los que colarse.


Se sujeta las roturas de las carnes

con las manos, con los brazos, con los dientes

para no desparramarse,

para no desangrarse a través de ellas,

desmoronada la ficticia fortaleza que la guarda,

que semeja al pedernal pero es frágil.


Arnés de aire y cristal,

de luz y fuego...

y agua.



Entonces se esconde,

se repliega,

Es descubierta,

forcejea,

lucha.

Y, dominada,

grita al fin.

Grita su grito sordo que nadie escuchará.

Grita su mudo grito que no tiene voz.

Su grito gutural y primario

que rinde el alma.




©Paloma

3 briznas para mi nido:

secretpath dijo...

ojalá pudiese...ojalá pudieses y pudiésemos controlar el grito que nos invade....sentir el calor blando de otra piel....

es el precio...

secretpath dijo...

sigue luchando...sigue...el barredor sólo se lleva la vida, nunca el alma

Paloma dijo...

Sólo se lleva la vida, nunca el alma...

Related Posts with Thumbnails